X
Menu
X

Artículo publicado en el periódico de Aragón (5/06/2016)

Artículo publicado en el periódico de Aragón (5/06/2016)

Mallén vive aún bajo la influencia de su pasado inmediato. El exalcalde Antonio Asín, que en el 2014 fue condenado a siete años de inhabilitación por irregularidades en la emisión de dos facturas, era a su vez presidente del consejo de administración de la Sociedad Urbanística Municipal (SUMM) de la localidad, que la actual corporación se ha propuesto disolver.

La causa es que la citada entidad es una pesada losa sobre las finanzas del pueblo, dado que acumula más de tres millones de euros en deudas, según explica el actual regidor, Rubén Marco, de la formación Por Mallén. Una suma muy elevada si se tiene en cuenta que el presupuesto anual de la localidad es de 2,3 millones.

La sociedad municipal, que se creó en los años del auge inmobiliario, está siendo objeto ahora de una auditoría destinada a averiguar el estado de sus cuentas en los pasados cinco años. La deuda que arrastra crece rápidamente porque deriva de una serie de créditos no devueltos que generan considerables intereses a medida que pasa el tiempo.

La actual corporación está de acuerdo en hacer frente a la deuda lo antes posible, dado que la propia complejidad del caso y los cambios electorales de los últimos años no han hecho más que aplazar la solución definitiva. “Es una cuestión delicada en la que habrá que respetar la normativa sobre techo de gasto y capacidad de endeudamiento de las corporaciones locales”, advierte Marco.

Durante los años en que estuvo operativa, la SUMM se dedicó a la promoción de actividades que atrajeran inversiones a la población, situada en la frontera con Navarra, en el corredor entre Zaragoza y Tudela. Aquel esfuerzo inicial terminó traduciéndose en un embrollo jurídico que tiene flecos pendientes.

Uno de ellos, el más importante, es que un vecino de Mallén reclama a la SUMM que se le compense, tal y como se acordó, por la construcción de un parque público en un terreno de su propiedad. Se pactó con él una permuta de terrenos que no se ha llevado a efecto, por lo que el afectado reclama que se cumpla lo acordado y 222.000 euros. La urbanización del terreno en cuestión costará además 200.000 euros suplementarios.

“Es un caso muy complejo, un verdadero embrollo jurídico”, afirma Marco, que indica que una vez resuelta la tramitación previa, se abordará la disolución de la sociedad municipal “en los próximos meses”.

El exalcalde Antonio Asín y su secretario en la corporación, Pedro Rueda, serán juzgados en Zaragoza el próximo 20 de diciembre. Se enfrentan a 15 años de prisión que solicita la acusación particular, ejercida por el abogado José María Viladés, en nombre del grupo municipal del PP de Mallén. La Fiscalía, sin embargo, rebaja la pena a dos años de cárcel. Ambos están acusados de actuar de común acuerdo para falsear la situación contable de la SUMM.

Compartir

mallen

 

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *